7 de mayo de 2007

Carta por el Dia de la Mineria

San Fernando del Valle de Catamarca 07 de mayo de 2007

7 de mayo Duelo Nacional



Hoy por hoy recordar un 7 de mayo como el día de la minería es un tanto paradójico; no se trata de reconocer las hazañas de salvatajes heroicos ante derrumbes de galerías subterráneas como se ha visto en muchas películas (y también en la realidad), cosa que nos hizo sentir siempre simpatía hacia esos trabajadores; ni tampoco se trata de festejar y saludar a los valerosos y sacrificados mineros que se introducían en el corazón de las montañas con sus picos y cascos con linternas; trabajadores que nunca tuvieron salarios que realmente equipararan los riesgos que corrían y la salud que perdían, pero es lo que tuvieron para alimentar a sus familias.

Cumpliendo con lo dispuesto en el Documento Final del Plenario Ambiental Interprovincial de Termas de Río Hondo; cuando se promovió declarar este día; como día de duelo nacional, en la actualidad, ante los nuevos métodos de explotación a cielo abierto, dinamitando montañas enteras y utilizando sustancias altamente tóxicas para separar metales; actividades que dejaran un pasivo ambiental incontrolable es por eso que celebrar el día de la minería sería como festejar el saqueo de nuestros recursos, la contaminación nuestros territorios, la degradación cultural, la corrupción de los funcionarios y la desigualdad.

Esta actividad sólo es posible en el país porque está legitimada e incentivada por un marco legal colonialista, que consagra un régimen brutal de beneficios y exenciones fiscales a las empresas mineras, discriminatorias de todas las actividades productivas sustentables, que son realmente el motor de nuestras economías regionales.

Thomas Power, director del Departamento de Economía de la Universidad de Montana afirma que “mientras mas dependiente ha sido un país de la minería, mas deficiente ha sido su desempeño económico” por otro lado resalta que “las inversiones mineras pueden aumentar el conflicto social, expandir la corrupción, gubernamental y empresarial y desplazar la inversión en el capital humano”

Otra de las amenazas asociadas a la actividad minera en gran escala; es la de la privatización del agua; el agua en este país, en esta región y esta provincia debe quedar como recurso social inalienable.

Belén fue cuna de un cacique diaguita que resistió heroicamente los embates del conquistador español; un poco más al sur, en territorio del Tucumán, vivían los Quilmes, cuya resistencia fue castigada con la extrañación y el desarraigo (una vieja receta del Imperio)En las riberas del Dulce y el Salado, Santiago del Estero, echaron raíces paisanos que hablaban -y que todavía hablan- el quichua, un modelo de resistencia cultural; de estos mismos territorios de la patria nos llegan hoy las voces de alerta y las denuncias contra los mercaderes del agua y el oro; antes, al decir de un filósofo, ellos “no sabían lo que les pasaba y eso era justamente lo que les pasaba”. Pero ahora lo sabemos y´por eso resistimos
.


Organización Belen Resiste

1 comentario:

Sofia dijo...

Hola, es la primera vez que ingreso a esta pag. Soy de Andalgalá, estube viendo que hay muchas cosas que no son ciertas. Creo que debemos tomar conciencia de la mineria. Debe haber mineria pero que sea controlada por el pueblo, hay muchas cosas que confunden a la gente, cosas que los autoconvocados hablan, NO DEBEN CONFUNDIR mas al pueblo, no se engañen ustedes mismo, vean el lado positivo de la mineria, no sean tan negativos.